lunes, 2 de agosto de 2010

¿Quién se va a ir al cielo?

Muchas veces he escuchado de muchos de mis amigos y conocidos (Mexicanos) referirse a “gente mala: como asesinos, violadores y demás prisioneros que están en la cárcel o que hacen ese tipo de cosas malas”. Ese comentario normalmente es parte de otra conversación y nunca me he tenido la oportunidad de aclarar mi punto de vista.

Aprovecho este espacio para aclarar lo que yo pienso y siento al respecto: Yo no soy mejor ni peor que esa “gente mala que mata, roba, viola”. No digo que está bien todo eso, es horrible, son crímenes y quienes lo hacen merecen estar e la cárcel por el resto de sus vidas. ¡Yo no quiero cometer nada de eso en contra de nadie nunca! Sin embargo, eso no quiere decir que ellos son peores pecadores que yo, o que ellos se van a ir al infierno y yo no. O que yo sea muy buena.

Varios de esos amigos aseguran que estas personas tan “malas” se van a ir al infierno y no al cielo, debido a sus pecados. Yo no lo sé. Todos somos pecadores y Dios lo sabe y nos ama. Porque nos ama y porque somos pecadores (en mi opinión, igualmente pecadores y malos), vino Jesucristo para salvarnos y perdonarnos todos nuestros pecados.

Gracias Jesús por morir por mí que soy tan mala como los que están en la cárcel. Gracias Jesús por morir por morir en la cruz y porque resucitaste y pagaste por mis pecados; y porque vas a volver y me vas a llevar contigo. Espero que mi esposo y mis hijas, los amores de mi vida (al igual que mis padres, hermanos y demás seres queridos) estarán contigo en el cielo también. Pero yo no lo sé; aceptar a Jesús en nuestras vidas y nuestros corazones es una decisión personal, que en mi opinión no tiene nada que ver con ir a misa los domingos (sin falta), o con lo “bueno” que hacemos en frente de los demás.

Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por Mí.” Juan, 14:6. Si crees que la Biblia es la absoluta verdad y la palabra de Dios (como yo lo creo), entonces sabrás que esta es la verdad absoluta: Jesús es el camino, la verdad y la vida, nadie va al Padre sino a través de Jesús, al aceptarlo en nuestros corazones y vidas. ¿Eso nos va a hacer buenos y perfectos? No, seguimos siendo pecadores, pero ojalá nos ayude a ser mejores.

Sigo siendo una pecadora. No me merezco el cielo, pero a través de Jesús lo he aceptado. Esa es mi opinión. Para quienes no creen ni siquiera que hay Dios, ni vida eterna, esto que digo es completamente tonto y sin sentido. Lo siento :( (carita triste de verdad).

Y sobre las personas “malas” que mencionan muchas de mis amistades y conocidos cuando quieren referirse a alguien “súper malo”, a ellos Dios los ama al igual que a mí. Jesús vino para ellos también, y tienen la misma oportunidad que yo de ir al cielo.

Al que esté leyendo esto, pido porque Dios te llene de bendiciones en esta vida y que estemos juntos en el cielo algún día.

2 comentarios:

  1. cuando estaba en la primaria se me quedo bien grabado la reflexion que hizo una monjita.... si una persona "mala" (piensa lo peor no se, un asesino en serie o algo asi?) nos preguntaba su alma se va al cielo? todas en corito dijimos no!! Y ella dijo pero si la persona antes de morirse le pidio perdon a Dios? o que tal que la persona se muere sin pedirle perdon a dios, pero esta persona tiene una madre y esta madre llora y reza todos los dias por el alma de su hijo, entonces el hombre malo se puede ir al cielo? nadie lo sabemos pero me gusta pensar que hay un purgatorio donde algunas almas tienen que pasar un rato antes de trascender con Dios.. ah y en cuanto a reflexion de que si los animales van al cielo y quienes van al cielo, nadie lo sabemos pero no creo que sean nubecitas ni nada de eso, yo pienso que cada quien tiene su cielo personal y que ahi estaras con tus seres queridos, incluyendo las mascotas de tu vida.. saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo creo ir al cielo pues los errores que he cometido ( muchos) han traído consecuencias y las he pagado.
    Saludos,
    Nina

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario