martes, 2 de noviembre de 2010

Buenas nuevas

Me encanta cuando alguien recibe una sorpresa en su vida y me la cuenta. Me emocioné tanto cuando una amiga me contó que en su trabajo la sorprendieron con un regalo y un premio por el trabajo que realiza. ¡Qué bendición tan grande para ella! Casi lloro cuando me contaba sobre su jefe dándole la noticia, y que ella se sentía tan alagada de que hubieran puesto los ojos en ella y en el trabajo que con tanto gusto y esfuerzo hacer. ¡Que vengan más bendiciones para mis amigos y familiares!

1 comentario:

  1. Muchas gracias, yo también le deseo lo mejor a mis amigos, conocidos y familiares.
    Nina

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario