martes, 10 de mayo de 2011

Segunda Parte de los Bebés No Nacidos

En Corea, y en otros países, los bebés cumplen su primer año al nacer. Ese concepto me encanta, pues al nacer, los bebés ya han vivido por aproximadamente diez meses, o sea, casi un año. Aunque probablemente esa no es la razón por la que en algunos países asiáticos los bebés cumplen un año al nacer.

“El cuerpo de la mujer, es propiedad de la mujer, y las decisiones deben ser completamente de la mujer, cuando tiene un bebé en su vientre”. Esa es una creencia común y políticamente correcta. Aunque estoy de acuerdo con que las mujeres tenemos la inteligencia y la libertad para decidir lo que es mejor para cada una; no estoy de acuerdo en que se mate a un bebé que no ha nacido. Además, un padre debe tener derecho de opinar y decidir sobre el futuro de su bebé al igual que la madre.

Hace aproximadamente ocho años, una de mis estudiante faltó a la escuela durante dos semanas. La madre de la adolescente de 17 años solamente nos dijo que su hija estaba enferma. Cuando regresó ella me contó llorando y con gran dolor, que había estado embarazada, y solamente su novio y ella sabían y planeaban tener al bebé. El novio y ella se lo comunicaron a sus padres, y esa misma noche durante la madrugada, ella se despertó asustada mientras su mamá y su padrastro la cargaban y la metían en el carro. La llevaron a una clínica de abortos (legal en Estados Unidos, claro) y ella llorando y suplicando le decía al doctor y a las enfermeras que ella no quería abortar, que ella quería tener a su bebé. El doctor le dijo: "No te sientas mal, tú eres menor de edad y esta es la decisión de tu mamá". Le inyectó la anestesia; y cuando esta hermosa madre adolescente se despertó, ya no estaba embarazada.

Muy seguido pienso en ella y lloro tanto por ese bebé, y por ella y también por el padre, que aunque era muy joven también, era responsable y ya amaba a ese bebé.  Ellos se casaron y ahora son padres de una hermosa bebé. Son padres tan responsables y amorosos, y no me cabe duda que lo hubieran sido también cuando eran más jóvenes.

Hay también padres y madres sin hijos, que no pueden concebir y que esperan por mucho tiempo poder adoptar a un bebé y darle un hogar estable. Desafortunadamente en este país, como en muchos otros, los abortos se apoyan y es fácil encontrar quien los haga. Contradictoriamente, un proceso como lo es la adopción es  muy difícil y caro, aunque existen  familias que están dispuestas a cuidar y dar amor a niños sin padres.


Muchos se han enojado conmigo por este punto de vista. Me han deseado que -“ojalá mis hijas, mis hermanas o yo seamos violadas y quedemos embarazadas, entonces sí apoyaría el aborto” -. Espero que si una tragedia como esa me sucede a mí y a quienes más amo en la vida, podamos ver a través del odio, el enojo y el deseo de venganza, y podamos ver la realidad: una vida es una vida y se debe respetar. "Nuestra libertad termina donde empieza la libertad de los otros". ¿Dónde empiezan la libertad y los derechos de un ser humano que está creciendo en el vientre de su madre?

Que algo sea legal no significa que sea moral, ni correcto.

- Para leer la primera parte de este blog, ve abajo, o ve a la derecha, ahí están todas mis entradas anteriores.

2 comentarios:

  1. Me encanto.. mis respetos a la vida

    ResponderEliminar
  2. Qué horror una violación y quedar embarazada... pero cuál será el porcentaje de abortos por esa situación??... supongo que mínima..

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario