jueves, 6 de mayo de 2010

Entre seis y siete

Gritos y lloridos me despiertan. Veo en mi iPhone que son las 5:48 de la mañana. Danny me dice que la deje llorar, pero no me parece justo porque para ella ya es su hora de despertarse y empezar una nueva aventura. Voy al cuarto de la bebé, la cargo, le cambio el pañal, le doy su lechita deseando que vuelva a dormir, aunque nunca ha vuelto a dormir después de esta hora.
Escucho a mi hija mayor que está cantando en su cuarto, eso quiere decir que ya está lista ella también. Mi iPhone dice que son las 6:25. Blyssé me pregunta desde su cuarto si puede salir o todavía no, le digo que sí viene al cuarto de la Bebé y nos da los buenos días. Le doy gracias a Dios por mis dos hijas. Nos vamos al cuarto de Blyssé; escoge su ropa, la ayudo a cambiarse y a peinarse, mientras Allegra juega en el piso a veces, y a veces trata de que le cargue, o le estira el cabello a Blyssé. Ella va al baño, se lava los dientes y mientras Allegra tumba la construcción que Blyssé hizo en su cuarto con bloques de madera, Blyssé viene gritando ¡nooooooo, no puedes tocar mis construcciones!

Prendo la radio, a Blyssé no le gusta mi música, así que busca el CD de Trepsi que mi amiga Blanca le mandó de Monterrey. Allegra le sube el volumen a todo lo que da, luego quita el CD y lo chupa. Blyssé la regaña, Allegra grita y grita. A penas son las siete de la mañana…..

Sigo otro día.

3 comentarios:

  1. Mi sobrina siempre me pide que juegue con ella, a veces es dificil convertirse en una pequena pero lo he hecho muchas veces y lo volvere a hacer.

    No te sientas mal si pierdes la paciencia a TODOS nos pasa el chiste es como escondemos esa reaccion.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nina! Gracias :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Brisa, por darme un panorama de lo que me espera con dos angelitos en casa..aunque trato de imaginarme..sé que me quedo corta, le pido a Dios mucha paciencia y que me permita darles mucho amor..te mando un gran abrazo..

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario