miércoles, 17 de marzo de 2010

Un breve pensamiento antes de dormirme

Me encanta saber que la gente se casa. Me hace feliz ver que dos personas se encuentran en este mundo tan complicado, se aman y se hacen felices.
Aunque no conozca a una pareja que se promete amor hasta que la muerte los separe, siempre me encanta ver una boda. Me pone la piel chinita y me emociono mucho por ellos. Siempre que veo que alguien se casa, hago una pequeña oración por ellos y los encomiendo a Dios para que su matrimonio sea bendecido.
Qué bello sacramento es el matrimonio. Es difícil también, sé que no todo es fácil y romántico, pero vale la pena casarse y tener esa compañía de un cónyuge.
Me da tristeza cuando me entero que se divorcian. Especialmente me da tristeza cuando yo fui a la boda y estuve ahí echando porras, y tiempo después resulta que siempre no.

2 comentarios:

  1. Disculpa este jojojo fue un experimento para aprender a poner comentarios.
    Respecto a las bodas hace mucho que no voy a una. De hecho mi hermano menor esta finalizando su divorcio. En los ultimos anos he visto que hay parejas casadas pero no son felices.
    Me pregunto si yo me casara seria feliz? mi pareja seria feliz?
    Por el momento sigo como siempre NADIE a la vista.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario