martes, 9 de marzo de 2010

Yo: Casi una Medallista Olímpica

Yo pude haber competido en las Olimpiadas y hasta pude haber ganado. La verdad es que nunca sabré de hecho si pude haber sido una campeona olímpica o no, pues nunca estuve expuesta a ninguna actividad deportiva.
¿Cómo podré saber si alguna vez pude haber triunfado en patinaje sobre hielo, gimnasia, y otras actividades que ni se me vienen a la mente en este momento (no sé si por mi ignorancia en cuanto a actividades olímpicas, o porque mi bebé de 8 meses está llorando a todo pulmón, solo porque está cansada y tiene que dormir), si nunca tuve la oportunidad de practicar tales actividades deportivas desde pequeña?
Y si hubiera querido ser campeona de natación, ¿a qué edad debería haber empezado a entrenar? Yo aprendí a nadar cuando tenía diecinueve años, ya estando estudiando mi carrera. Para ese entonces los que pudieron haber sido mis colegas deportistas en las Olimpiadas, ya me llevaban mucha ventaja. De hecho, creo que aprendí a nadar bien, pero no rápido. Al igual que correr, eso sí se hacer, correr, pero no rápido. O sea, que si me caigo de un barco en el medio del océano, podría nadar un buen, por mucho tiempo y no ahogarme, pero si tuviera que huir de un tiburón, ahora sí que ya valí porque me alcanzaría de inmediato. Al igual que si me encuentro en la selva y un león u otro animal salvaje me persigue, eso de correr con agilidad y rapidez no se me da, así que ya saben en donde terminaría mi cuerpo.
No puedo evitar preguntarme si yo hubiera llegado a ser una campeona olímpica, si hubiera empezado desde niña a practicar algún deporte. La culpa de mi inhabilidad en los deportes se la echo a mis padres, quienes no me expusieron a tales actividades cuando yo ni sabía que existían. (Por favor recuerden mi personalidad sarcástica y no crean que estoy enojada con mis padres por tal razón).
Esto mismo alguna vez lo platiqué con una amiga de aquí de Colorado, que me dijo: “Yo soy hija única y mis papás me llevaron a clases de todo tipo desde muy pequeña. Durante mi infancia y adolescencia estuve en clases de natación, equitación, ballet, gimnasia, nado sincronizado, patinaje sobre hielo; y también en clases de pintura, escultura, violín, piano; y muchas otras actividades que no recuerdo. Ninguna de las actividades pegó. Nunca encontré algo en lo que fuera buena, y tú y yo estamos en las mismas”.
Y me sigo preguntando: ¿Si hubiera tenido la oportunidad, hubiera sido toda una deportista y hasta campeona olímpica? ¿O al menos tendría la motivación de salir a correr todos los días, o de terminar un video de aeróbics? ¿O estaría en las mismas?
Si no tengo mis medallas olímpicas, ni sé jugar ningún deporte (ni les entiendo cuando los veo en televisión, por eso mejor no los veo) la culpa definitivamente es de mis padres, no mía.

3 comentarios:

  1. Bueno esa pregunta tambien me ha pasado por la cabeza, pero no para mi sino para mi bebe (Osso), si lo pongo ya a practicar ganara millones de dolares??? pero despues de ver la presion que muchos pasan y que en lugar de pasion termina siendo una obsesion espero nunca empujar a mi hijo a tal punto en donde la diversion se convierta en stress. Yo por mi parte siendo hija unica tuve la oportunidad de estar en muchas clases, las cuales no termine, un gran defecto que tengo, ja ja ja, asi que se hacer de todo un poco, pero no completo. Asi que amiga si me caigo de un crucero dame por muerta pues nunca flote, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm... pues a lo mejor no te tocó tener la oportunidad de pequeña, pero sí puedes tratar de darle opciones a tu hija, no sabemos si le va a gustar hacer deporte, o se incline por las artes, o los idiomas, o cualquier otra actividad, pero es bueno abrirle el abanico de opciones y que ella sin ningun tipo de presión decida lo que le gusta y lo desarrolle. :)
    Yo de chica tomè clases de gimnasia, natación, piano, escultura, italiano, y creo que en ninguna duré más de 2 años... cuando quise estudiar computaciòn mi mamá me viò con cara de "y esta si la vas a terminar?" ;) Le dije que sí, me comprometí y terminè mi curso, y no solo eso sino que le seguí y a la fecha sigo trabajando con cosas de comunicación es cierto, pero de computación tambièn, maravillas del diseño web. :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mary y Amada por sus comentarios. Mary mejor nunca vayas a un crucero por si las dudas jajaja ntc. Y si Mary, mi esposo y yo estamos de acuerdo con no presionarlas. Pero por ejemplo, Blysse ahorita esta pidiendo clases de ballet, y queremos que vaya, pero sin presionarla para que algun dia sea bailarina profesional, eso ya sera su decision. Amada, gracias por compartir tu experiencia. Y te cuento que ya tengo DOS HIJAS! :)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario